Google+ Followers

9 de agosto de 2009

PASTEL DE CALABACIN

Tengo una pequeña huerta en casa y ayer me junté con varios calabacines con lo que me he decidido por probar este pastel. Aun que se sabe que el calabacín lo trajeron al Mediterráneo, como muchos otros productos, los árabes, lo cierto es que su procedencia no está del todo clara (probablemente Asia meridional). Se trata de una hortaliza que contiene ácido fólico y potasio y cuyo uso es muy recomendado para nuestro sistema inmunológico, nervioso y para el aparato digestivo. Para los que no tengáis la suerte de poderlos recoger de vuestra huerta, debéis elegir, al comprarlos, aquellos que presenten una piel lisa, tersa, brillante y de tamaño más bien pequeño. Finalmente indicaros que si bien el calabacín lo podéis encontrar durante todo el año, lo cierto es que cuando más sabrosos están es ahora.

Para 4 personas necesitaremos

1 kg de calabacines
Un bote de pimientos del piquillo (unos 300 g)
4 quesitos
4 huevos
1 cebolla grande
20 cc de crema de leche (o nata)
Mantequilla
Aceite
Nuez moscada
Sal
Pimienta

Calentar aceite en una cazuela y sofreír la cebolla troceada ligeramente, añadir los calabacines troceados pequeño y cocer a fuego más bien lento y con la cazuela tapada hasta que estos estén blandos (unos 15 ó 20 minutos). Colar para quitar el caldo que tenga y dejar enfriar. Continuaremos echando en el vaso de la batidora los huevos, la crema de leche, los quesitos, el sofrito de cebolla y calabacín, sal, pimienta y nuez moscada y batiremos todo hasta conseguir una especie de crema homogénea que verteremos en un molde, rectangular (de unos 30 cm de largo) engrasado previamente con mantequilla y resistente al horno. Tapar con papel de aluminio para evitar que se queme la parte superior y cocer al baño maría, en la parte baja del horno, previamente calentado a 180º durante aproximadamente una hora (depende de la potencia del horno). Mientras prepararemos la salsa sofriendo ligeramente los pimientos junto a un poco de azúcar y sal y mezclándolos en el vaso de la batidora con unos 10 cc de aceite hasta obtener una especie de crema con la consistencia de una mayonesa. Transcurrida la hora, pinchar el pastel con un cuchillo, si lo sacamos limpio será señal de que ya esta cuajado por lo que lo sacaremos del horno, dejaremos enfriar, desmoldaremos en una bandeja, echaremos la salsa por encima y a comer. Si queréis adornar el pastel, reservar unas tiras de pimiento y ponerlas por encima.

No hay comentarios: