Google+ Followers

24 de octubre de 2015

COLITAS DE RAPE FRITAS


A estas alturas, no voy a descubrir nada si digo que el rape probablemente sea uno de los mejores manjares que uno puede llevarse a la boca. Las formas de guisarlo son incontables pero siempre con un tamaño mínimo. Cuando como hoy, son de talla pequeña, creo que simplemente friéndolos, podemos disfrutar de un aperitivo excepcional.

Colitas de rape
Pimienta blanca
Aceite de oliva virgen extra (si es posible)
Un limón
Sal


Con unas tijeras cortaremos las espinas que aparecen sobre y bajo las colas. Salpimentarlas. En una sartén calentaremos abundante aceite. La temperatura del aceite es lo más importante. Echar las colitas y sofreír durante 1 minuto o minuto y medio por cada lado (según tamaño). Cuando veamos que empiezan a coger una tonalidad dorada, los iremos retirando y colocando sobre un plato con papel absorbente. Colocar inmediatamente en otro plato, sin darle tiempo a enfriarse y a la mesa con una rodajita de limón. Un vino blanco fresco y no excesivamente seco os ira de maravilla

17 de octubre de 2015

ARROZ CALDOSO CON SEPIA Y ESPINACAS


Ahora que el calor parece que nos esté dando una tregua, es un buen momento para prepararnos un arroz caldoso de estos que te obligan a hacer una siesta después.

Para 4 personas

350 g de arroz
1 tomate maduro
1.600 cc de caldo de pescado
200 g de espinacas
½ vasito de vino blanco
1 patata
Azafrán
1 cucharadita de pimentón dulce
½ Pimiento rojo
3 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal

Limpiar y cortar en trozos pequeños la sepia. Salarla. Pelar y cortar también en trozos pequeños la patata. Cortar el pimiento y limpiar y trocear las espinacas. En una cazuela de hierro calentaremos aceite y sofreiremos la sepia, el pimiento y la patata. Mientras pelaremos y picaremos el tomate y los ajos. Añadir la picada y cuando empiece a coger color agregar las espinacas y cuando reduzcan estas, el pimentón, remover e inmediatamente regar con el vino y dejar cocer unos 5 minutos. Añadir el caldo y llevar a ebullición. Echar el arroz, el azafrán y sal. Dejar cocer unos 5 minutos a fuego fuerte y 13 a fuego lento. Apagar el fuego y servir inmediatamente.


Nota. Si no tuviésemos caldo de pescado, podríamos hacerlo con agua. En ese caso, es recomendable que una vez hecho el sofrito, dejemos cocer todo una ½ hora antes de echar el arroz a fin de que se mezclen bien los sabores.

14 de octubre de 2015

FIDEUA DE PATO, ALCACHOFAS, SETAS Y FOIE


Como bien sabéis, en este blog intento que los platos que aparezcan sean típicos de nuestra tierra y que hayan sido preparados, durante décadas, por nuestros antepasados. Hoy sin embargo vamos a hacer una excepción y os dejaré aquí la receta de la fideua de pato. Todos los ingredientes han estado y están al alcance de cualquiera. El foie, no podemos decir que fuese excesivamente conocido por nuestros ancestros, probablemente,  la mayoría ni tan siquiera supiesen de su existencia, pero dado que esta fideua cada vez es más conocida y visto su resultado, no he podido hacer otra cosa que caer en la tentación de incluirla entre el gran número de recetas que podéis encontrar en este blog. Espero que os guste.

Para 4 personas nos va a hacer falta:

½ pato
350 g de fideos del nº 2
2 medallones de foie
200 g de setas variadas
2 alcachofas
3 tomates maduros
4 ajos tiernos
1 cucharadita de pimentón rojo
1 cebolla
1 zanahoria
1 puerro
1 trozo de apio
Azafrán
Aceite de oliva
Sal

En una cazuela calentaremos un poco de aceite y sofreiremos ligeramente el pato, previamente salado y troceado, uno de los tomates partido por la mitad, la cebolla pelada y cortada en dos, el puerro, la zanahoria y el apio. Añadiremos 2 litros de agua, sal y colorante y dejaremos cocer durante una media hora. Mientras, pelar y quitar las hojas duras de las alcachofas y cortar sus corazones en cuartos. Limpiar, pelar y cortar los ajos tiernos. Pelar y picar los 2 tomates restantes. Una vez transcurrida la media hora, colar  el caldo y reservarlo. Deshuesar y quitar la piel del pato y reservar su carne también. Cogemos una paellera y calentamos apenas aceite. Pasamos el foie por el mismo apenas unos segundos por cada lado y retiramos. Observaremos que nos ha dejado un poco más de grasa. Sofreír en ese aceite las alcachofas, los ajos tiernos y las setas. Añadir el tomate triturado y sal. Cuando comience a coger color, añadiremos el pimentón, la carne y los fideos. Le daremos a todo un par de vueltas y regaremos inmediatamente con el caldo. Subiremos a fuego fuerte y dejaremos hervir unos 8 minutos. En cualquier momento echaremos el azafrán y rectificaremos de sal. Mientras cortaremos en láminas finas el foie. Transcurrido ese tiempo, bajaremos el fuego, repartiremos por encima el foie y dejaremos cocer unos 4 minutos más hasta que se quede sin caldo. Apagar el fuego, dejar reposar unos 5 minutos y a la mesa. Un tinto de crianza no muy fuerte os ira de maravilla.


3 de octubre de 2015

OLLA DE VERDURAS


Es de todos sabido que hoy en día, gracias a inventos como los invernaderos y a la globalización mundial, es posible encontrar verduras durante prácticamente todo el año. Sea como sea, no me cansaré de decir que, tanto estas como las frutas, cuando mejor están es cuando es su temporada. Desde primavera, hasta el final del verano, tenemos cosecha de las solanáceas, tomates, berenjenas, pimientos, etc. Hoy veremos una sencilla receta que podéis utilizar tanto como acompañamiento de otros platos o como plato principal.

Necesitaremos:

1 cebolla
1 berenjena
½  calabacín
3 patatas no muy grandes
2 tomates
1 zanahoria
2 hojas de laurel
1 trozo de jamón
1 pimiento verde
Sal
Aceite de oliva

Cortamos en tiras el pimiento, el calabacín, la zanahoria y la berenjena. Pelar las patatas. Pelamos y troceamos la cebolla. En una cazuela de barro lo suficientemente grande como para que nos quepa todo, colocamos las patatas enteras, los tomates también enteros y sin pelar y vamos rellenando huecos con el resto de la verdura. Agregamos las hojas de laurel, el trozo de jamón, sal y un buen chorro de aceite. Lo cubrimos con agua y dejamos cocer con tapa hasta que la verdura coja color y las patatas estén blandas.