Google+ Followers

24 de enero de 2016

PASTEL DE CALABAZA


Hoy os presento una receta que por su sencillez y por la ausencia a aparatos técnicos, estoy seguro animará y ayudará a aquellas personas que no quieren o no saben hacer un postre en su propia casa,  a decidirse.

Los ingredientes son:

½ kg de pulpa de calabaza asada (o hervida)
4 huevos
8 cucharadas soperas de harina
8 cucharadas soperas de azúcar
1 sobre de 16 g de levadura en polvo
1 yogurt natural
½ vaso del yogurt utilizado de aceite de girasol
1 cucharada de las de café de canela
La ralladura de un limón
1 pastilla de chocolate con avellanas


Pre-calentar el horno a 200º. En un bol mezclar bien la harina, el azúcar, la canela y la levadura. Batir los huevos y añadirlos también. A continuación ir añadiendo el resto de ingrediente y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Cogeremos un molde redondo con el fondo desmontable de unos 30 centímetros  y lo cubriremos con papel de aluminio. Engrasarlo con un poco de mantequilla para facilitar luego su extracción. Rellenar el molde con el contenido del bol y meter en el horno pre-calentado durante unos 45 ó 50 minutos. Con una aguja comprobaremos que ya está hecho. Cuando se haya enfriado, le daremos la vuelta, desmontar el molde y quitaremos el papel. Colocarlo en una bandeja o plato grande. Cortar en trozos la pastilla de chocolate y meterlos en recipiente de cristal  resistente y que pondremos a hervir en un cazo de diámetro más ancho al baño maría evitando que el que contiene el chocolate toque su fondo y procurando que no salpique el agua al chocolate por que se nos cortaría. Iremos removiendo siempre a fuego lento hasta conseguir fundirlo totalmente. Cubrir inmediatamente el pastel ya que si nos esperamos y se enfría se no volverá a solidificar. 

17 de enero de 2016

CODORNICES EN ESCABECHE


En este blog ya hemos visto como preparar caballa, bonito y berenjena en escabeche y hoy vamos a probar con codornices. Poco podemos comentar ya del escabeche. En cuanto a las codornices, la parte que nos interesa es que se trata de un ave que se alimenta básicamente de gramíneas y de algún que otro insecto con carne más o menos sabrosa dependiendo si es silvestre o de granja. Las primeras, obviamente son mucho mejores y tienen la carne de color más oscuro y dura que las segundas. En general su carne aporta bastantes proteínas, hierro y vitaminas B2 y B6 y puede ser de dieta si no la acompañamos de ninguna salsa de esas que son caloría pura.

Para 10 codornices nos hará falta:

1/2 kg de cebollas
2 zanahoria (unos 400 g)
5 dientes de ajo
2 ramitas de perejil
4 hojas de laurel
½ cucharada sopera de pimienta negra en grano
1/2 cucharada sopera de tomillo y orégano
1 vaso (de los de agua) de vino blanco seco
1 vaso (de los de agua) de vinagre de vino blanco
2,5 vasos de agua
1 vaso (de los de agua) de aceite de oliva
Sal

Cortamos la cebolla en juliana y la zanahoria en rodajas, Como probablemente hayáis comprado las codornices en la tienda ya os vendrán peladas y en algunos casos limpias y vacías. Si no fuese así y sois de los privilegiados que habéis recogido codornices silvestres ya sabéis que os toca desplumarlas y vaciarlas por dentro. Sea como sea, cortarlas en cuartos y salarlas. Calentamos el aceite en una cazuela lo suficientemente grande para que nos quepa todo y sofreímos primero que todo la carne y los ajos enteros y sin pelar. Una vez las tengamos bien doraditas, las retiramos, quitamos medio vaso de aceite y con el restantes pochamos la zanahoria y la cebolla, agregamos el perejil, el laurel, la pimienta, el tomillo y el orégano, agregamos la carne otra vez, mezclamos bien y dejamos unos 10 minutos aproximadamente a fuego moderado. Es el momento de añadir el vino, el vinagre y el agua. La cantidad de agua es aproximada y dependerá del tamaño de la cazuela. Debe ser suficiente como para cubrir el contenido de la misma. Ahora solo debemos dejar cocer, con la tapa puesta, unos 45 minutos a fuego mínimo. Es recomendable dejar que se enfríen antes de comer. Si las guardamos en la nevera pueden durar 6 ó 7 días perfectamente y también las podéis congelar por raciones y sacarlas cuando nos apetezca. Creo que un cava brut os acompañará bien

15 de noviembre de 2015

ARROZ CALDOSO CON GALERAS, SEPIA Y COLIFLOR


Este arroz es muy típico de nuestra zona y, como podéis ver, es tan sencillo de preparar como “resultón”

Como siempre, para 4 personas

300 g de arroz
8 galeras
300 g de sepia
250 g de col rizada
1 tomate maduro
1600 cc caldo de pescado
1 cucharada de pimentón dulce
2 dientes de ajo
Azafrán
Aceite de oliva
Sal

Pelar y picar el tomate y los ajos. Cortar la col. Limpiar, cortar en trozos pequeños y salar la sepia. Limpiar con agua fría las galeras. En una cazuela calentar aceite y sofreír ligeramente las galeras. Reservar. En el mismo aceite sofreír la sepia y la col. Añadir el tomate y los ajos bien picados. Una vez todo sofrito agregar el pimentón, mezclar bien y regar inmediatamente con el caldo. Dejar cocer a fuego medio durante unos 15 minutos. Cuando queramos podemos echar el azafrán. Echar el arroz y cuando empiece a hervir dejar cocer a fuego medio 12 minutos. Rectificar de sal, añadir las galeras reservadas y dejar cocer 4 minutos más. Servir inmediatamente.
ify'>Nota. Si no tuviésemos caldo de pescado, podríamos hacerlo con agua. En ese caso, es recomendable que una vez hecho el sofrito, dejemos cocer todo una ½ hora antes de echar el arroz a fin de que se mezclen bien los sabores.

3 de noviembre de 2015

PAELLA DE AGUJA, ESPINACAS Y AJOS


En este blog ya hablamos, allá por el 2010, de la aguja del Mediterráneo (belone belone gracilis), pez que recibe tal nombre por la forma que tiene su boca. Normalmente suelen verse por los mercados a finales del verano o principio del otoño y su dieta está basada en pequeños crustáceos, cefalópodos o pescados. Antiguamente la servían frita o asada como aperitivo en los bares pero hoy, ha desaparecido prácticamente de entre las cartas de los mismos.

Como ya habéis visto en este blog como prepararlas fritas o asadas, hoy veremos una paella utilizando este pescado junto a un manojo de espinacas y ajos. Sin duda un arroz bien barato.

Vamos allá. Como siempre, para 4 personas:

8 agujas (las mías tenían unos 25 ó 30 cm)
350 g de arroz
½ kg de espinacas
3 calamares medianos
1.5 litros de caldo de pescado
Azafrán
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cabeza de ajos
1 tomate maduro
Aceite de oliva
Sal

Limpiar el calamar, cortarlo en rodajas y salar. Destripar agujas y salar también. Pelar y picar el tomate. Hacer un corte en cada diente de ajo pero no perlarlos, Calentamos aceite en la paella y sofreímos ligeramente las agujas. Reservar. En el mismo aceite sofreímos el calamar y los ajos. A continuación echamos el tomate y finalmente las espinacas. Una vez todo sofrito, añadimos el arroz y el pimentón, le damos unas vueltas y regamos con el caldo hirviendo. Echamos colorante, o mejor azafrán, rectificamos de sal y dejamos cocer 10 minutos a fuego fuerte. Colocamos las agujas que habíamos reservado, bajamos el fuego y cocemos 7 minutos más hasta que se seque el caldo. Apagar y dejar reposar 5 minutos.

24 de octubre de 2015

COLITAS DE RAPE FRITAS


A estas alturas, no voy a descubrir nada si digo que el rape probablemente sea uno de los mejores manjares que uno puede llevarse a la boca. Las formas de guisarlo son incontables pero siempre con un tamaño mínimo. Cuando como hoy, son de talla pequeña, creo que simplemente friéndolos, podemos disfrutar de un aperitivo excepcional.

Colitas de rape
Pimienta blanca
Aceite de oliva virgen extra (si es posible)
Un limón
Sal


Con unas tijeras cortaremos las espinas que aparecen sobre y bajo las colas. Salpimentarlas. En una sartén calentaremos abundante aceite. La temperatura del aceite es lo más importante. Echar las colitas y sofreír durante 1 minuto o minuto y medio por cada lado (según tamaño). Cuando veamos que empiezan a coger una tonalidad dorada, los iremos retirando y colocando sobre un plato con papel absorbente. Colocar inmediatamente en otro plato, sin darle tiempo a enfriarse y a la mesa con una rodajita de limón. Un vino blanco fresco y no excesivamente seco os ira de maravilla

17 de octubre de 2015

ARROZ CALDOSO CON SEPIA Y ESPINACAS


Ahora que el calor parece que nos esté dando una tregua, es un buen momento para prepararnos un arroz caldoso de estos que te obligan a hacer una siesta después.

Para 4 personas

350 g de arroz
1 tomate maduro
1.600 cc de caldo de pescado
200 g de espinacas
½ vasito de vino blanco
1 patata
Azafrán
1 cucharadita de pimentón dulce
½ Pimiento rojo
3 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal

Limpiar y cortar en trozos pequeños la sepia. Salarla. Pelar y cortar también en trozos pequeños la patata. Cortar el pimiento y limpiar y trocear las espinacas. En una cazuela de hierro calentaremos aceite y sofreiremos la sepia, el pimiento y la patata. Mientras pelaremos y picaremos el tomate y los ajos. Añadir la picada y cuando empiece a coger color agregar las espinacas y cuando reduzcan estas, el pimentón, remover e inmediatamente regar con el vino y dejar cocer unos 5 minutos. Añadir el caldo y llevar a ebullición. Echar el arroz, el azafrán y sal. Dejar cocer unos 5 minutos a fuego fuerte y 13 a fuego lento. Apagar el fuego y servir inmediatamente.


Nota. Si no tuviésemos caldo de pescado, podríamos hacerlo con agua. En ese caso, es recomendable que una vez hecho el sofrito, dejemos cocer todo una ½ hora antes de echar el arroz a fin de que se mezclen bien los sabores.

14 de octubre de 2015

FIDEUA DE PATO, ALCACHOFAS, SETAS Y FOIE


Como bien sabéis, en este blog intento que los platos que aparezcan sean típicos de nuestra tierra y que hayan sido preparados, durante décadas, por nuestros antepasados. Hoy sin embargo vamos a hacer una excepción y os dejaré aquí la receta de la fideua de pato. Todos los ingredientes han estado y están al alcance de cualquiera. El foie, no podemos decir que fuese excesivamente conocido por nuestros ancestros, probablemente,  la mayoría ni tan siquiera supiesen de su existencia, pero dado que esta fideua cada vez es más conocida y visto su resultado, no he podido hacer otra cosa que caer en la tentación de incluirla entre el gran número de recetas que podéis encontrar en este blog. Espero que os guste.

Para 4 personas nos va a hacer falta:

½ pato
350 g de fideos del nº 2
2 medallones de foie
200 g de setas variadas
2 alcachofas
3 tomates maduros
4 ajos tiernos
1 cucharadita de pimentón rojo
1 cebolla
1 zanahoria
1 puerro
1 trozo de apio
Azafrán
Aceite de oliva
Sal

En una cazuela calentaremos un poco de aceite y sofreiremos ligeramente el pato, previamente salado y troceado, uno de los tomates partido por la mitad, la cebolla pelada y cortada en dos, el puerro, la zanahoria y el apio. Añadiremos 2 litros de agua, sal y colorante y dejaremos cocer durante una media hora. Mientras, pelar y quitar las hojas duras de las alcachofas y cortar sus corazones en cuartos. Limpiar, pelar y cortar los ajos tiernos. Pelar y picar los 2 tomates restantes. Una vez transcurrida la media hora, colar  el caldo y reservarlo. Deshuesar y quitar la piel del pato y reservar su carne también. Cogemos una paellera y calentamos apenas aceite. Pasamos el foie por el mismo apenas unos segundos por cada lado y retiramos. Observaremos que nos ha dejado un poco más de grasa. Sofreír en ese aceite las alcachofas, los ajos tiernos y las setas. Añadir el tomate triturado y sal. Cuando comience a coger color, añadiremos el pimentón, la carne y los fideos. Le daremos a todo un par de vueltas y regaremos inmediatamente con el caldo. Subiremos a fuego fuerte y dejaremos hervir unos 8 minutos. En cualquier momento echaremos el azafrán y rectificaremos de sal. Mientras cortaremos en láminas finas el foie. Transcurrido ese tiempo, bajaremos el fuego, repartiremos por encima el foie y dejaremos cocer unos 4 minutos más hasta que se quede sin caldo. Apagar el fuego, dejar reposar unos 5 minutos y a la mesa. Un tinto de crianza no muy fuerte os ira de maravilla.


3 de octubre de 2015

OLLA DE VERDURAS


Es de todos sabido que hoy en día, gracias a inventos como los invernaderos y a la globalización mundial, es posible encontrar verduras durante prácticamente todo el año. Sea como sea, no me cansaré de decir que, tanto estas como las frutas, cuando mejor están es cuando es su temporada. Desde primavera, hasta el final del verano, tenemos cosecha de las solanáceas, tomates, berenjenas, pimientos, etc. Hoy veremos una sencilla receta que podéis utilizar tanto como acompañamiento de otros platos o como plato principal.

Necesitaremos:

1 cebolla
1 berenjena
½  calabacín
3 patatas no muy grandes
2 tomates
1 zanahoria
2 hojas de laurel
1 trozo de jamón
1 pimiento verde
Sal
Aceite de oliva

Cortamos en tiras el pimiento, el calabacín, la zanahoria y la berenjena. Pelar las patatas. Pelamos y troceamos la cebolla. En una cazuela de barro lo suficientemente grande como para que nos quepa todo, colocamos las patatas enteras, los tomates también enteros y sin pelar y vamos rellenando huecos con el resto de la verdura. Agregamos las hojas de laurel, el trozo de jamón, sal y un buen chorro de aceite. Lo cubrimos con agua y dejamos cocer con tapa hasta que la verdura coja color y las patatas estén blandas. 

27 de septiembre de 2015

PULPO CARAMELIZADO


Son muchas las recetas con pulpo que en este blog hemos presentado, (con arroz, a la plancha, encebollado, guisado, a la brasa, con tomate etc.) y ya son pocas las cosas que sobre el podemos añadir. Simplemente que para muchísima gente parece muy complicado el cocinarlo y hoy os presentaré una receta, gentileza de mi prima Pepa Guardiola, que no tiene más dificultad que únicamente algo de paciencia.

Nos hará falta:

1 pulpo de 3’5 o 4 kg
5 ó 6 hojas de laurel
8 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra

El pulpo debemos tenerlo congelado durante unos días a fin de que se ablande la carne. Sacarlo del congelador la víspera del día que vayamos a utilizarlo para que se descongele totalmente. Vaciarlo de vísceras, quitarle ojos y boca y limpiarlo bien con agua fría a fin de quitarle restos de tinta o arena que pueda tener. Sin quitarle la piel, ponerlo en una cazuela y añadir los ajos “chafados”, el laurel y cubrir con aceite casi en su totalidad. Dejar cocer a fuego lento, con la cazuela destapada, hasta que reduzca el caldo y el aceite comience a freír (Dependiendo del tamaño del pulpo puede estar 3 o 4 horas). No añadir nunca sal porque el pulpo se cuece con su propia agua y ya aporta la suficiente. El resultado es un pulpo “confitado” con un sabor espectacular. Podéis servirlo acompañado con un poco de la salsa que se queda en la cazuela. Que no os falte un buen vino rosado frio y ya me contareis

20 de septiembre de 2015

CARACOLES TINTEROS O BUSANOS


Hace cerca de 5 años ya comentamos en este blog la canailla y hoy vamos a hacerlo de otro caracol de mar menos comercializado, el tintero. No tengo muy claro de dónde viene ese nombre aun que la versión más aceptada  es que su glándula hipobranquial segrega un moco que antaño era utilizado como tinte para la ropa. Sea como sea, lo que aquí nos interesa es su utilización gastronómica por lo que a continuación os pongo la forma de cocción que conozco.

Dado que su carne es un poco más dura que la de la canailla y algo más amarga, solo habrá que aumentar un poco el tiempo de ebullición para tener un aperitivo  excepcional.

Solo necesitaremos:

Caracoles tinteros (busanos)
Agua (a ser posible de mar)
Sal (2 cucharadas soperas por litro de agua que hayamos puesto)
Laurel
Limón


En una cazuela poner agua salada (mejor si es de mar) a hervir junto a las hojitas de laurel. Una vez esté hirviendo el agua, echar los caracoles dentro y cuando comience a hervir de nuevo, contar unos 14 minutos (si no son grandes, tal vez con 12 o 13 sea suficiente). Enfriarlos enseguida y a la mesa. Sacar la carne con unos palillos y si queremos, añadir unas gotas de limón. Que no os falte un vinito de aguja blanco fresco.