Google+ Followers

23 de febrero de 2013

ARROZ MELOSO CON BACALAO Y COLIFLOR


Hace más de 4 años ya vimos en este blog, que se podía hacer un buen arroz seco o paella con  ingredientes tan sencillos y baratos como son el bacalao y la coliflor. Hoy vamos a probar un arroz meloso con los mismos ingredientes.

Para ello, como siempre para 4 personas,  nos hará falta:

300 g de bacalao desalado
400 g de coliflor
400 g de arroz
2 dientes de ajo
1.5 litros de caldo de pescado
1 tomate maduro
Pimentón
Azafrán
Aceite de oliva
Sal

En un caldero de hierro calentar aceite, sofreír los ajos enteros,  retirar y picar en el mortero junto a un par de pellizcos de sal. Cortar la coliflor en ramilletes pequeños y sofreír en el mismo aceite. Retirar también. Continuamos con  el bacalao troceado igualmente pequeño y sofriéndolo igualmente. Yo lo he comprado ya desalado para adelantar, pero si os gusta más el otro, ya sabéis que tenéis que dejarlo unas 24 horas en agua y cambiarla unas 4 veces. Retirar y sofreír el tomate pelado y picado. Devolver todo lo sofrito al caldero, añadir unas cucharadita  (de las de café) de pimentón, darle unas vueltas y regar con el caldo caliente. Echar azafrán, dejar hervir  a fuego fuerte  todo junto unos 5 minutos. Es el momento de echar el arroz, rectificar de sal, bajar el fuego hasta conseguir una ebullición regular y dejar cociendo unos 18 minutos. Apagar el fuego y dejar reposar unos 3 minutos más antes de comerlo.

Mientras me esperaba me he comido 4 navajas fresquísimas a la plancha y una copita de vino blanco a su temperatura que para que os voy a contar.

Nota. Ya sabéis que la cantidad de caldo que se indica es siempre orientativo. Si abusáis del fuego fuerte necesitareis más y si utilizáis cazuelas o sartenes gazpacheras de boca ancha, mayor será la evaporación y más caldo deberéis poner. Para los que no dominéis excesivamente el tema, yo os aconsejo que tengáis preparado caldo de sobra por si tuvieseis que añadir un poco. La textura que os debe quedar el nombre lo dice, melosa. Buen provecho.

17 de febrero de 2013

BUÑUELOS


Se llaman buñuelos a una masa de pasta hecha normalmente con harina, agua, levadura y otro ingrediente que es el que les da el nombre. Así tenemos buñuelos de bacalao u otros pescados, buñuelos de patata o boniato, buñuelos de manzana, de higos  etc etc, pero creo que los que más éxito tienen son los dulces hechos con calabaza y que son de los que vamos a hablar hoy.  He aquí otro postre de origen morisco que es típico de muchas comunidades autónomas, incluida la nuestra, y que podemos ver habitualmente en fiestas populares, ferias y celebraciones familiares.  La receta y las fotografías de hoy, son gentileza de nuestros amigos Joaquín y Rosa, quienes, junto a algunos familiares prepararon un montón hace unos días. Lástima que no me guardaron ninguno para probar.

Para unos 75 buñuelos deberemos aprovisionarnos de:

1.8 kg de calabaza (en crudo)
¼ kg de azúcar
700 g de harina
100 g de levadura
75 cc de agua (10 ó 11 cucharadas soperas)  
1 cucharadita (de las de postre) de canela
1 cucharada sopera de limón  rayado
1 cucharadita (de las de postre) de anís (opcional)

Asar en el horno la calabaza hasta  que esté tierna. Sacarla, quitarle pepitas y filamentos y trabajarla hasta conseguir una especie de crema fina. (puede  hacerse en el vaso de la batidora).


Se pone la harina y la levadura desmenuzada en un balde y luego se le añade el azúcar, la crema de la calabaza, el limón rallado y la canela. Se irá amasando y añadiendo harina o agua hasta conseguir una masa consistente y homogénea pero no demasiado dura.  Se aromatiza la masa con el anís y se deja reposar unas dos horas hasta que haya doblado la masa su tamaño inicial.


Calentar el suficiente aceite en una sartén de manera que cuando vayamos a sofreír los buñuelos, estos no toquen el fondo.  Nos untaremos las manos con un poco de aceite a fin de que no se nos pegue la masa e iremos haciendo bolas de unos 4 cm.  Con el pulgar,  les abriremos un agujero en el centro,  iremos dejándolas dentro del aceite bien caliente y les daremos la vuelta hasta que veamos que se van dorando por todos los lados.  Sacar y dejar sobre papel absorbente a fin de eliminar el exceso de aceite, colocar en una bandeja, espolvorear con azúcar (hay quien lo hace con miel) y a la mesa.


Notas. Recetas de buñuelos hay tantas como personas los preparan. Las cantidades de agua son orientativas ya que depende del tipo de calabaza y de la forma de cocerla. Hay quien prefiere hervirla y luego escurrirla bien. En este caso, obviamente necesitaremos añadir menos agua.


11 de febrero de 2013

PAELLA DE SECRETO IBERICO Y AJOS TIERNOS


Tengo que reconocer que el secreto es una carne que me ha sorprendido. Aun que la mejor forma de comerla es asada en una buena barbacoa, hoy he querido probarla en arroz y la verdad es que me ha gustado bastante. El secreto es una pieza de entre 150 y 200 g que forma parte del extremo superior de la falda. Para que nos entendamos, digamos que está encima de la paletilla y cerca del cuello del cerdo. Resulta bastante jugosa al tener bastante grasa veteada.

Para el arroz de hoy nos hará falta:


400 g de arroz
½ kg de secreto ibérico
4 alcachofas
50 g de ajos tiernos
1 cucharita de las de café de pimentón
300 g de setas (pueden ser congeladas)
200 g de tomate natural
Azafrán
1.5 litros de caldo de pollo
Aceite
Sal

Calentar aceite en la paella y sofreír las alcachofas troceadas a cuartos y retirar. En el mismo aceite continuamos con el secreto cortado a trozos pequeños y previamente salado, los ajos tiernos y el tomate. Añadimos el arroz, el pimentón y regamos con el caldo, las setas y las alcachofas que habíamos reservado. Dejar cocer 17 minutos. Así de simple. 

3 de febrero de 2013

ARROZ DE CAZADOR


El arroz de hoy, bien podría ser un plato de los que los cazadores, después de una mañana de caminata por la montaña, podrían poner a la mesa para recuperar fuerzas. De ahí su nombre.

Apuntar para 4 personas.

350 de arroz
400 g de conejo
2 codornices
½ docena de robellones (según tamaño)
1 tomate maduro
1.5 litros de caldo de ave
4 alcachofas
½  pimiento verde
2 dientes de ajo
Aceite
Azafrán
Sal


Trocear,  salar la carne, sofreírla y reservarla. Limpiar de tierra los robellones, quitar las partes exteriores y más duras de las alcachofas, picar el tomate y el pimiento y machacar los ajos en el mortero junto a un poco de sal. En el mismo aceite sofreír toda la verdura y ajos durante 7 ú 8 minutos. Agregar el caldo y  la carne reservada y dejar cocer durante una ½ hora. Incorporar el azafrán y el arroz y dejaremos cocer durante unos 10 minutos, añadiremos los robellones troceados, rectificaremos de sal y dejaremos cocer 8 minutos más.