Google+ Followers

29 de abril de 2012

ENSALADA TEMPLADA LANGOSTINOS Y SETAS


Tenemos tendencia a pensar que las ensaladas solo apetecen cuando el calor aprieta y no es así. Durante todo el año, comerse una buena ensalada nos proporciona vitaminas y nutrientes cardiosaludables. Con que no nos pasemos con la sal y el aceite, podemos disfrutar de un plato que mejorará, sin duda alguna, nuestra salud. La de hoy va a ser una ensalada templada, es decir, que combinaremos verdura fresca fria con ingredientes pasados por el fuego.

Como siempre, los ingredientes son para 4 personas.

¼ kg langostinos hervidos
100 g de habitas baby congeladas
100 g de jamon serrano
1 bolsa de mezcla de lechugas
½ kg de setas (tambien pueden ser congeladas)
1 tomate
1 naranja
2 dientes de ajo
Aceite de oliva
Vinagre de modena

En un cazo pondremos a calentar un poco de agua con sal y cuando empiece a hervir echaremos las habitas. Dejará de hervir unos momentos y luego comenzará de nuevo. Desde ese momento contar 4 minutos y retirar del fuego. Pelar los langostinos y reservar y trocear las colas. Picar el jamon en trozos muy finos (o podeis hacer lo que yo, comprar un paquetito que ya viene picado). Pelar y picar los ajos. Pelar la naranja y trocearla. Cortar el tomate en rodajas. En una sarten calentamos aceite y sofreir los ajos. Antes que empiecen a tomar color, echar las setas troceadas y dejar sofreir hasta que se queden sin caldo. Es el momento de echar el jamon, las habitas y los langostinos y le daremos a todo unas vueltas para que quede bien mezclado. Vamos a montar la ensalada. Primero echaremos en una bandeja lo suficientemente grande para que nos quepa todo, la mezcla de lechugas como base. Repartir los trozos de tomate y la naranja por la parte exterior. Verter el contenido de la sarten en la parte central del plato. En la misma sarten que hemos utilizado, calentar un poco más de aceite y un chorrito de vinagre de modena y regar por encima toda la ensalada. No es necesario sal ya que el jamon le dará el puntito necesario. Buen provecho


22 de abril de 2012

UÑA DE GATO O CRESPINELL

Tiempo atrás comentamos lo que era el hinojo marino y hoy hablaremos de otra planta silvestre habitual en esta Comunidad que suele aparecer en terrenos de secano, cunetas, tejados, margenes de piedra, peñascales, matorrales y otros terrenos aridos y que se puede utilizar en ensaladas y aperitivos. Me refiero al Sedum Sediforme más conocido como uña de gato o crespinell y es entre los meses de febrero y abril cuando se suele recolectar. Para ello habrá que hacerlo antes de que espigue y siempre eligiendo aquellos brotes jóvenes y más tiernos. Sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antisepticas la hacen ideal para calmar acidez y ulcera de estomago, reblandecer juanetes y callos, aliviar el dolor de muelas, y curar heridas bucales o de cualquier índole. Recibe diversos nombres según la zona en que nos encontremos: caspinell, crespinell, uña de gato, uva de sapo, piñones de rata, arroz de pájaro,  raimet de pastor etc.

La mejor forma de prepararla es en encurtido y para ello necesitaremos:

Uña de gato
Agua de cisterna o pozo (nunca del grifo)
Limon
Ajedrea (opcional)
Vinagre
Sal
 
Lo primero que hay que hacer es eliminar raices y tallos, lavar bien la uña de gato y quitarle restos de tierra, polvo y otras hierbas que pueda tener.  Lo escaldaremos en agua hirviendo durante unos 5 minutos, (depende un poco del tamaño y lo tierno que esté), lo retiraremos y colocaremos inmediatamente en agua fria al objeto de endurecerla nuevamente y evitar que se nos deshaga. Prepararemos una salmuera en la proporcion que más le guste a cada uno. No he puesto cantidades porque depende del la uña de gato que tengamos pero orientativamente yo utilizaria por cada litro de agua que nos haga falta para cubrirla totalmente, 100 g de sal y 100 cc de vinagre. Colocarlo la uña de gato todo en un recipiente de cristal o vasija de barro, añadir unos trozos de limon, la ajedrea el que quiera y cubrirlo todo con la salmuera. Dejar reposar unos 3 dias como mínimo. Ya lo teneis listo para comer. Podeis añadirlo a una ensalada o bien preparar un plato de aperitivo con pimientos en salmuera, cebollas en vinagre, aceitunas, etc.

14 de abril de 2012

ENSALADA DE NARANJA Y BACALAO


Ya hemos comentado las virtudes de la naranja. Es idonea para curar resfriados, actua como anti-oxidante, ayuda a quemar grasas,  previene la arteriosclerosis, su potasa actua como depurativo, su acido cítrico desinfectante,  su fibra regula el extreñimiento y gracias a la gran cantidad de variedades existentes, podemos encontrarlas en el mercado prácticamente durante todo el año. ¿Quién da más?. Hay incluso dietas a base de naranja. Normalmente pensamos en ellas como fruta, pero no hay que olvidar que tienen otras utilidades. Hoy vamos a preparar una ensalada siendo estas uno de sus principales ingredientes. La mayoría de las ensaladas tienen como base la lechuga y el tomate, por ello a veces la gente las considera poco apetecibles, se aburre y deja de prepararlas. Si le echamos un poco de imaginación veremos que hay un montón de combinaciones posibles y sabrosísimas y si tenemos en cuenta que hoy en día, hay cada vez más tendencia a preparar platos de elaboración rápida, podremos ver en ellas, una perfecta solución para nuestras necesidades gastronómicas.

Como siempre, para 4 personas, vamos a necesitar:

300 de de bacalao desalado
3 naranjas,
2 cebollas tiernas
Aceite de oliva
Vinagre
Sal

Yo creo que no hay nada más sencillo de preparar que la ensalada de hoy. Solo hay que cortar en tiras finas la cebolla tierna y dejarla un rato en agua y un chorrito de vinagre para que no pique tanto. Mientras pelar las naranjas, quitarles la parte blanca y cortarlas en gajos finos. En una bandeja redonda coloraremos los gajos en la parte exterior, adornaremos por encima con tiras de cebolla y en el centro pondremos el bacalao troceado y la cebolla que sobre. Solo queda salar y aliñarla con un buen aceite de oliva.

1 de abril de 2012

REVUELTO DE ESPARRAGOS, JAMON, GAMBAS Y CHAMPIÑONES

El espárrago fue traído a nuestra tierra por los árabes, como gran parte de los productos alimenticios que consumimos. Dado su bajo aporte calórico, su alto contenido en celulosa y su ácido aspártico podemos decir que  es ideal para aquellos que sufren de estreñimiento o de retencion de orina. Aun que podemos encontrarlos prácticamente todo el año, es ahora cuando nos hallamos en epoca de recoleccion, por ello, su precio baja bastante. Hoy prepararemos un plato que no tiene mucha dificultat y que, de buen seguro, vais a quedar bien con vuestros invitados.

Para 4 personas necesitaremos

1 manojo de espárragos verdes (si fuesen trigueros mucho mejor)
300 g de champiñones
180 g de jamón curado a taquitos  (mejor si fuese ibérico)
400 g de colas de gamba (pueden ser congeladas)
3 huevos.
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

El único secreto de un buen revuelto es que sus ingredientes no estén muy cocidos. Como cada uno de los ingredientes tiene su tiempo de cocción, lo mejor es sofreírlos por separado. Lo primero que haremos será cortar en trocitos los espárragos, limpiar los champiñones y laminarlos. Si las gambas son congeladas, deberemos proceder a su descongelación. En una  cazuela de barro con un buen chorro de aceite sofreír ligeramente los espárragos y reservar. En el mismo aceite podemos sofreír en jamón a taquitos y reservar también. Es hora de echar los champiñones. Unas cuantas vueltas y sacarlos enseguida de la cazuela. Veremos que han soltado bastante agua. Tirarla. Batir los huevos como si fuésemos a hacer una tortilla. Salpimentarlos con mucho cuidado porque el jamón ya nos va a aportar sal. Ha llegado el momento de la verdad. Agregamos un poco de aceite a la cazuela y todos los ingredientes reservados, (las gambas que estén bien escurridas).  Dejamos que coja un poco de temperatura e inmediatamente echamos los huevos batidos. Remover continuamente hasta que estos cuajen. Servir con unas tostas de pan y un buen vino.