Google+ Followers

30 de mayo de 2011

ARROZ MELOSO CON COSTILLAS Y ROVELLONES


Afirmar que son miles los platos diferentes que podemos hacer con arroz no es ninguna barbaridad. El abanico de ingredientes que tenemos a nuestra disposición es tan grande como grande es la cantidad de combinaciones que queramos probar. Aun que el rovellon es en el otoño cuando podemos encontrarlo con más facilidad, actualmente, existen conserveras que nos permiten degustarlo prácticamente durante todo el año. Hoy vamos a prepararlos con un arroz de textura especial. En nuestra costa llamamos meloso al arroz que ni es caldoso ni seco.

Para 4 personas:

400 g rovellones
¼ kg costillas de cerdo
300 g arroz
2 Tomates
Pimentón
1/2 pimiento amarillo
Sal
3 dientes de ajo
1.5 litros caldo de ave
Aceite


Calentar aceite en una sartén gazpachera y sofreír a fuego lento las costillas troceadas y los ajos enteros, sin pelar y con un corte dorsal. Añadir luego el pimiento troceado pequeño, el tomate triturado, el pimentón y finalmente las setas limpias y el arroz. Dar un par de vueltas a todo. Regar con el caldo, salar y dejar cocer unos 17’ a fuego no muy fuerte. Dejar reposar 3 ó 4 minutos antes de comerlo.

23 de mayo de 2011

PALAYAS


El lenguado es un pescado no apto para todos los bolsillos, al menos fresco. Por ello, congeneres suyos como las palayas han tenido mucha más aceptación. Debe ser por su tamaño, que no suele llegar a más de un palmo, ya que por la calidad de su carne o por la presencia de espinas, nada tiene que envidiarle al primero. Sin embargo, su precio es mucho más asequible. Este pez vive habitualmente en fondos arenosos y se entierran con los ojos fuera para capturar a sus presas. Sus ojos estan ubicados en el mismo lado y su color es marron amarillento. Normalmente es pescado con el arte del arrastre pero no es extraño verlo enredado en las redes (trasmall)

Puede asarse o freirse. Yo lo hago según su tamaño. A continuación os presento ambas formas.

Nos hará falta:

Palaia
Aceite
Limon
Harina
Sal

Limpiar de tripa las palaias y salarlas. Las grandes las pasaremos por la plancha, por los dos lados, con unas gotas de aceite y las llevaremos al plato con un trozo de limón

Las más pequeñas podemos freirlas. Para ello destripar y salar, al igual que hemos hecho con las que ibamos a asar a la plancha. Echar en un plato un poco de harina y pasar las palayas por ella por ambos lados. Calentamos abundante aceite en una sarten y freimos hasta conseguir un color dorado. Servir en un plato junto a unas rodajas de limón


8 de mayo de 2011

PULPO GUISADO

Si alguna vez buceando nos hemos encontrado algún pulpo más o menos grande, hay que reconocer que su planta impresiona. De hecho, no son pocas las ocasiones donde, en el cine,  nos los presentan como un animal cruel que siempre acaba atacando al galán de la pelicula. Pero la verdad es que es más bien miedoso,  y que normalmente términa dentro de nuestras cazuelas .

Para hoy nos hará falta.

1 Kg de pulpo
2 tomates rallados
4 dientes de ajo
Pimienta negra
1 hoja de laurel
½ vasi de aceite de oliva (de los de agua)
1 vaso vino blanco (de los de agua)
Sal

El pulpo hay que limpiarlo y trocearlo, procurando que los trozos no sean demasiado pequeños ya que luego al cocer menguan mucho. La receta no puede ser más sencilla. Pelar y picar los ajos. Colocar todo los ingredientes en crudo en una cazuela y dejar cocer, durante unas 2 horas, a fuego lento para que no se pegue y el pulpo suelte su caldo. Es recomendable remover de vez en cuando. Una vez cocido, retirar la hoja de laurel y podeis usarlo como plato principal o como aperitivo o tapa. Cuidado con la sal ya que el caldo del pulpo es muy concentrado y puede quedar salado todo.

1 de mayo de 2011

NATILLAS (SOPÀ, LLETÁ O LLETADA)


Hoy vamos a comentar uno de los postres más típicos de la cocina española. Las natillas, que aquí  llamamos (sopà, lletá o lletada) es un postre que, casi con toda seguridad, procede de la cocina monacal. Sus ingredientes austeros y la sencillez de su elaboración, así nos lo indican. El ingrediente básico es la leche y la receta y fotos de hoy son gentileza de nuestra amiga Maricarmen quien nos cuenta que, ha sido y es plato que suele prepararse la vispera del Jueves Santo, con el fin de complementar la dieta de aquellos que practican el ayuno y la abstinencia durante la Semana Santa. Tambien se suele preparar durante los dias siguientes a la Pascua para aprovechar las sobras de la mona o pan quemado que tradicionalmente se come esos dias. La peculiaridad de esta receta es que no utiliza  leche de procedencia animal si no vegetal, ni tampoco yema de huevo, por lo que además de ser mucho más sanas tambien las hace más duraderas.

Para todos aquellos que quieran probarlas, deberan aprovisionarse de:

Un bote de leche de almendras
Una mona o pan quemado grande.
De 12 a 16 trozos de corteza de limón
4 cucharadas  de harina de arroz
5 cucharadas de azucar
Canela en polvo


Mezclar la leche de almendras con 3 botes de igual medida de agua y ponerla a calentar en una cazuela junto al azucar y las cortezas de limón. En medio bote más de agua disolver la harina y agregarla a la cazuela. (Sirve como medida el mismo bote de leche). Sin dejar de remover llevar a ebullición y apagar el fuego dejando reposar unos minutos. Mientras, cortar los trozos de mona o pan quemado, colocarlos dentro de 8 platos semi-llanos y agregar la mezcla anterior. Adornar con 2 cortezas de limón encima de cada plato y canela en polvo. Dejar enfriar a temperatura ambiente, en una mesa arrinconada y alejada de golosos.....mejor de un dia para otro…si dura