Google+ Followers

30 de agosto de 2009

LA CHUMBERA Y EL HIGO CHUMBO

La chumbera es una planta salvaje de origen tropical que se ha expandido, con mucho éxito, por todo el mundo gracias a que no requiere ningun tipo de cuidado, no le afectan, en exceso, las enfermedades y se reproduce a traves de esquejes, es decir, basta con que caiga cualquier trocito de planta al suelo para que en poco tiempo saque raices y se convierta en una nueva planta. Su fruto, el higo chumbo, esta recubierto de espinas finas pero duras y a las que deberemos temer porque son de costosa extracción. Cuando madura pasa de color verde oscuro a a amarillo anaranjado y tiene una textura melosa y a la vez jugosa.

Es recomendable cogerlas por la mañana temprano y remojarlas con agua. Existen varias maneras de pelarlas pero para aquellos que no tienen problemas con el cuchillo y tenedor, recomiendo que se corten los extremos, se hace una incisión vertical y se separa fácilmente la piel. (Ver foto). En nuestra zona comienza a madurar a principios de verano y durán hasta octubre fácilmente. Gastronomicamente hablando no es que tengan gran valor ni aparezcan asiduamente en mercados o restaurantes, pero creo que merece la pena probarlos de diferentes maneras (cremas, helados, sorbetes etc)

Para 4 personas deberemos tener
¼ l agua
¼ l jarabe (250 g de azúcar y ¼ l agua)
400 g de higos chumbos pelados
El zumo de un limón
1 copa de Grand Manier o Cointreau
3 claras de huevo a punto de nieve


Preparar el jarabe mezclando 250 g de azúcar con ¼ l de agua y dejar hervir a fuego lento hasta conseguir un jarabe ligero. Batir todos los ingredientes, excepto las claras, en la batidora. Pasar por un colador chino y mezclar con las claras a punto de nieve. se mete al congelador y se va dando vueltas de vez en cuando con cuchara de madera hasta que granice.



22 de agosto de 2009

CHIPIRONES CON AJETES TIERNOS

Nos encontramos en la mejor época del año para comer chipirones. Estamos hablando de las crías más jóvenes del calamar, también llamados puntilla o chopitos según en la zona en que estemos. Probablemente España sea uno de los países donde más se consume y sus proteínas son de alto valor biológico pero tiene el inconveniente de su elevado aporte de colesterol. Por su textura y sabor, son muy apreciados en nuestra cocina e innumerables las maneras de cocinarlos, fritos, rebozados, salteados, como guarnición, en arroces, ensaladas, etc. Yo hoy me he decidido por un plato sencillo que bien puede presentarse como aperitivo cualquier caluroso día de verano.

Nos hará falta:

½ kg de chipirones
150 g de habitas (pueden ser congeladas)
1 manojo de ajos tiernos (también pueden ser congelados)
Pimienta Blanca
Aceite de oliva
Sal
Orégano

Limpiar bien los chipirones y sacarles la pluma y la boca. Limpiar y cortar los ajos (si son congelados no hace falta). En una sartén con un poco de aceite sofreír los ajos y las habitas ligeramente, agregar los chopitos, previamente salados, y subir el fuego al máximo ya que suelen soltar bastante agua. Echarle una pizca de pimienta blanca y otra de orégano e ir removiendo continuamente hasta que se consuma el agua que hayan soltado y volvamos a oír freír. En ese momento apagar el fuego y servir.

16 de agosto de 2009

PASTEL DE ALGARROBA

Jamás me hubiese atrevido yo a probar nada relacionado con la algarroba si no hubiese sido por la gran afición que tiene mi amigo Ximo por tal producto. El algarrobo es un árbol de origen mediterráneo que se desarrolla en lugares de clima suave y poca humedad. Su fruto, la algarroba, nombre de origen árabe, durante la Guerra Civil y años siguientes fue, junto a las guijas, producto de consumo bastante generalizado. Existen de dos tipos, las blancas (aun que son de color verde), de uso culinario y las negras, de uso farmacéutico y cuyas semillas tostadas son alternativa a los productos que contienen cacao. Su consumo tiene las siguientes ventajas:

1º Fuente de proteínas, carbohidratos y azucares naturales
2º Su contenido en fibras solubles facilita el proceso digestivo y alivia sus molestias
3º Carece de sustancias estimulantes
4º Aporta potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio
5º Aporta vitaminas del grupo B
6º Posee bajo contenido en grasas
7º Es un potente antioxidante natural y reduce el colesterol

En definitiva, estamos hablando de un producto muy versátil que nos permite la elaboración de sopas, helados, bebidas, espesantes, además de tener mil usos en repostería, aun que también tiene sus contraindicaciones por uso prolongado si no se toma junto a bastante cantidad de agua y son: Obstrucción intestinal, Estonosis esofágica o intestinal y diverticulitis

El pastel de hoy es muy sencillo de preparar y necesitaremos:

Masa quebrada congelada
Un puñado de bayas de goji (opcional)
50 g de harina de algarroba
100 g de harina de trigo
4 huevos
50 g de nueces troceadas
200 g de azúcar de caña (moreno)
200 g de margarina

Descongelar la masa quebrada, extenderla en un molde y hornearla según las instrucciones de la caja. Mientras, separar las claras de las yemas y montar las primeras a punto de nieve y reservar. Por otro lado mezclar el azúcar con la margarina hasta conseguir una crema ligera y añadir a continuación las yemas, continuar removiendo. Mezclar las 2 clases de harina e ir tirándola a nuestra masa sin dejar de remover. Añadir las nueces y finalmente montar las claras a punto de nieve y agregarlo también. Mezclar y verter todo sobre la masa. Introducir en el horno precalentado a 180º durante una media hora. Dejar enfriar y decorar con las bayas de goji antes de servir. Si os parece algo seco, podéis regarlo en el plato con algún licor que os guste.

9 de agosto de 2009

PASTEL DE CALABACIN

Tengo una pequeña huerta en casa y ayer me junté con varios calabacines con lo que me he decidido por probar este pastel. Aun que se sabe que el calabacín lo trajeron al Mediterráneo, como muchos otros productos, los árabes, lo cierto es que su procedencia no está del todo clara (probablemente Asia meridional). Se trata de una hortaliza que contiene ácido fólico y potasio y cuyo uso es muy recomendado para nuestro sistema inmunológico, nervioso y para el aparato digestivo. Para los que no tengáis la suerte de poderlos recoger de vuestra huerta, debéis elegir, al comprarlos, aquellos que presenten una piel lisa, tersa, brillante y de tamaño más bien pequeño. Finalmente indicaros que si bien el calabacín lo podéis encontrar durante todo el año, lo cierto es que cuando más sabrosos están es ahora.

Para 4 personas necesitaremos

1 kg de calabacines
Un bote de pimientos del piquillo (unos 300 g)
4 quesitos
4 huevos
1 cebolla grande
20 cc de crema de leche (o nata)
Mantequilla
Aceite
Nuez moscada
Sal
Pimienta

Calentar aceite en una cazuela y sofreír la cebolla troceada ligeramente, añadir los calabacines troceados pequeño y cocer a fuego más bien lento y con la cazuela tapada hasta que estos estén blandos (unos 15 ó 20 minutos). Colar para quitar el caldo que tenga y dejar enfriar. Continuaremos echando en el vaso de la batidora los huevos, la crema de leche, los quesitos, el sofrito de cebolla y calabacín, sal, pimienta y nuez moscada y batiremos todo hasta conseguir una especie de crema homogénea que verteremos en un molde, rectangular (de unos 30 cm de largo) engrasado previamente con mantequilla y resistente al horno. Tapar con papel de aluminio para evitar que se queme la parte superior y cocer al baño maría, en la parte baja del horno, previamente calentado a 180º durante aproximadamente una hora (depende de la potencia del horno). Mientras prepararemos la salsa sofriendo ligeramente los pimientos junto a un poco de azúcar y sal y mezclándolos en el vaso de la batidora con unos 10 cc de aceite hasta obtener una especie de crema con la consistencia de una mayonesa. Transcurrida la hora, pinchar el pastel con un cuchillo, si lo sacamos limpio será señal de que ya esta cuajado por lo que lo sacaremos del horno, dejaremos enfriar, desmoldaremos en una bandeja, echaremos la salsa por encima y a comer. Si queréis adornar el pastel, reservar unas tiras de pimiento y ponerlas por encima.