Google+ Followers

19 de enero de 2014

COSTILLAS CON PATATAS Y COMINOS


Tengo que reconocer que el comino no gusta a todos. Esta hierba aromática tan típica, aun que no exclusiva, en la cocina mediterránea y árabe tiene un sabor muy característico. Se dice que es un tónico estomacal, que abre el apetito, estimula la digestión y facilita el tránsito intestinal. Hoy vamos a preparar un sencillo plato utilizando, con moderación, este condimento

Para 4 personas

¾ kg costillas de cerdo troceadas
½ kg de patatas
3 dientes de ajo
1 cucharadita de tomillo
2 cucharaditas de cominos
Unos granos de pimienta
Colorante
1 vaso de agua
Aceite de oliva
Sal

En un mortero picar los ajos, los cominos, el tomillo, la pimienta y un pellizco de sal. Luego agregar aceite y mezclar todo bien. Verter el contenido del mortero sobre las costillas y dejar macerar una media hora. Mientras, pelar y trocear las patatas. Calentar aceite en una cazuela de barro lo suficientemente ancha como para que quepan las costillas y las patatas y sofreír las primeras en el mismo aceite donde estaban en maceración. Una vez veamos que las costillas están ya casi hechas, agregamos las patatas troceadas, otro pellizco de cominos y rectificamos de sal. Sofreiremos todo durante unos minutos y finalmente agregaremos el colorante y regaremos todo con un vaso de agua. Dejar cocer a fuego bajo hasta que las patatas estén cocidas. Servir en la misma cazuela de barro.