Google+ Followers

30 de junio de 2013

TAPA DE PULPO


Tiempo atrás ya preparamos una receta del pulpitos enteros asados. Como a veces no es posible conseguirlos pequeños, también podemos asar alguno de mayor tamaño y cortarlo luego en trozos. He aquí otra forma de presentarlos como aperitivo.

Deberemos tener a mano:

1 pulpo de 1 kg aproximadamente
1 cebolla mediana
Unas hojitas de laurel
Una ramitas de perejil
Mahonesa (opcional)
Pimentón dulce y/o picante (opcional)
Aceite de oliva
Sal gorda

El pulpo tiene la carne muy dura. Antiguamente, para romperle las fibras y ablandarlo, se le daba “una paliza” golpeándolo con un mazo o rodillo durante bastante tiempo. Hoy, lo tenemos mucho más sencillo. Basta con dejarlo en el congelador unos pocos días y luego descongelarlo y limpiarlo. En  una olla, a ser posible de cobre,  pondremos a hervir agua suficiente para que  luego quede el pulpo totalmente sumergido. Añadiremos una cebolla pelada a la que le habremos hecho un corte y unas hojitas de laurel. Cuando el agua empiece a hervir sumergiremos el pulpo unos segundos y lo sacaremos, repitiendo esta operación varias veces  hasta que veamos que las puntas de las patas se van encogiendo.  Dejarlo cocer entonces durante unos 20 minutos. Apagar el fuego y dejarlo otros 20 dentro del agua. Es el momento de trocearlo.  Podéis hacerlo con unas tijeras. En casa lo que hacemos es coger una bandeja y colocar los trozos uno al lado de otro sin que se toquen, los cubrimos con papel film, ponemos otras capas encima de igual forma y lo metemos en el congelador. Una vez congelado, lo dejamos todo dentro de una bolsa y ya no se nos pegarán. De esta forma, cuando nos apetece tomarnos un aperitivo, cogemos la cantidad que necesitamos y dejamos el resto para otras ocasiones.  Ahora solo nos queda descongelar los trozos, calentarlos y aliñarlos. Podemos hacerlo con el micro o simplemente darles unas vueltas por la plancha. En el mortero prepararemos una picada con el perejil y/o  con pimentón, a gusto de cada uno, lo mezclaremos con un buen aceite, regaremos el pulpo con esto, salaremos ligeramente y a disfrutar.

Nota. El tiempo de cocción depende del tamaño del pulpo. Orientativamente, por cada  kilo que pese, deberá cocer unos 20 minutos, es decir, si el pulpo fuese de 2 kg, debería cocer, poco más o menos, 40 minutos. Si tenéis dudas,  lo mejor es cortar con las tijeras un trozo de la zona más gruesa de las patas y masticar. Si lo veis bueno, apagar el fuego y dejar que se enfríe en la misma agua. Si no, dejáis cocer unos minutos más.

10 de junio de 2013

ESGARRAT


El plato de hoy no podía, de ninguna manera, faltar en este blog  ya que es uno de los más típicos de nuestra tierra. Recibe diferentes nombres, según la zona en que nos hallemos, esgarrat, espencat, torrat y mullador son 4 denominaciones de lo mismo. Se trata, ni más ni menos, de un plato muy apropiado para estos días de verano que solo apetecen cosas frescas y que no requiere de ninguna maestría especial para su elaboración. Cualquier persona es capaz de obtener un excelente resultado ya que los ingredientes son bien simples y de muy fácil adquisición.

Ingredientes:

2 cebollas
2 pimientos rojos (de carne gruesa)
2 pimiento verde (de carne gruesa)
3 tomates maduros
2 berenjenas
Atún en aceite (también puede ser con bacalao o mojama)
Aceite de oliva
4 dientes de ajo
Sal

Limpiar bien la verdura y colocar la en una bandeja. Regarla con aceite de oliva,  meterla en el horno precalentado a 180º durante aproximadamente unos  35 ó 40 minutos (dependiendo del horno) e ir dándole la vuelta para evitar que se queme, hasta que este cocida. Se debe tener en cuenta que las verduras necesitan distinto tiempo de cocción, primero se hará el tomate y la cebolla y lo que más costará es la berenjena y el pimiento. Sacarla del horno, taparlos con un paño (esto ayudará a que la piel se separe de la carne) y cuando enfrié, quitarle el pezón y la piel y trocearlas con las manos a tiras (de ahí el nombre de esgarrat). El tomate y la cebolla se trocean  normales. Desmigar el atún  (o cortar unos trozos de mojama o de bacalao)   y desmenuzarlo también. Cortar los dientes de ajo en trozos muy pequeños. Es hora de mezclarlo todo en una bandeja, sazonar y regar con un buen aceite. El plato puede prepararse con unas horas de antelación  pero es recomendable que, al menos el ajo, lo mezclemos cuando vayamos a servir.

1 de junio de 2013

PAELLA DE ALBONDIGAS


Aun que la paella valenciana desde el año pasado ya tiene Denominación  de Origen y se supone que solo deberíamos  llamarla así a la que lleva los ya consabidos 10 ingredientes: Arroz, conejo, pollo, garrofó, “ferraura”, tomate, aceite, agua, azafrán  y sal, lo cierto es que la imaginación de las personas y su improvisación hacen que tengamos gran cantidad de arroces a los que seguiremos llamando paella mientras se utilice para su cocción dicho instrumento.  Y como muestra, un botón, hoy vamos a preparar una paella diferente.

Como siempre, para 4 personas

8 albóndigas
350 g arroz
4 trozos de conejo
1 tomate maduro
4 ajos tiernos
4 trozos de costilla de cerdo
150 g de garbanzos ya cocidos
100 g de setas
1,3 litros de agua
Pimentón
Colorante
Aceite de oliva
Sal

Salar, sofreír la carne y retirar. En el mismo aceite le daremos unas vueltas a las albóndigas y retiraremos también. Continuamos con los ajos y las setas. Pelamos y picamos el tomate y lo sofreírnos también. Es el momento de añadir el arroz, el pimentón, daremos unas vueltas y regaremos con el caldo. Añadir la carne reservada, el colorante, los garbanzos  y repartir las albóndigas. Cocer 10 minutos a fuego fuerte y 8 a fuego moderado. Cuando nos quedemos sin caldo, apagar y dejar  reposar unos minutos.