Google+ Followers

19 de agosto de 2013

SARDINA DE CASCO O BOTA


En diciembre del 2011 ya estuvimos comentando algo tan asequible y humilde como las sardinas saladas de casco o bota. Producto entiendo, que muy poco usado en bares y restaurantes, pero no por ello desconocido en nuestra tierra mediterránea. Ayer, gracias a nuestros amigos Mari y Vicente, descubrí otra forma de utilizarla, mucho más sencilla y menos elaborada que el “soparet alicantí” que ya vimod. Se seguís estas sencillas indicaciones, podréis tener en casa, semi-preparada, una tapa con la que quedarán encantados vuestros amigos si los agasajais con ella, cuando vayan a visitaros.


Solo deberéis abasteceros de:

Sardinas de casco (las que queráis)
Aceite de oliva

Con lo que me gustaría que os quedaseis hoy no es con la elaboracion de la tapa, que no tiene ningún mérito, si no con la forma de preparar la sardina y mantenerla.

Separar la cabeza de las sardinas como si fueseis a preparar anchoas, quitar piel y espinas e ir colocándolas en un bol. Cubrirlas de aceite y a la nevera. Cuando os apetezca, un buen trozo de pan, un buen chorro de aceite y un trozo de sardina. Así de simple y así de fácil. También podéis untar el pan con un tomate bien maduro. Un tinto fresco para acompañar os ira de muy bien.

No hay comentarios: