Google+ Followers

15 de marzo de 2009

HUEVA DE SEPIA

Si la semana pasada comentamos el hígado de rape, esta semana lo haremos con otro bocado que tengo que reconocer me vuelve loco. Me refiero a la masa que forman los huevos de la sepia en su interior. Estas bolsas de forma ovalada tienen el mismo sabor que la propia sepia pero con una textura mucho mas blanda. Las podéis encontrar frescas en las pescaderías y también congeladas a un precio bastante asequible. (Entre 9 y 12 € el kilo) Existen además diferentes formas de cocinarlas, hervidas, a la plancha, fritas o salteadas, rebozadas en harina, guisaditas, al horno y como acompañamiento de diferentes platos de arroz. Yo las suelo tomar como entrante o aperitivo y hoy voy a prepararlas a la plancha unas y hervidas las otras, dos formas muy sencillas para que podáis comparar. Luego que cada uno decida como las prefiere.

Los ingredientes que necesitaremos son:

Huevas de sepia (frescas o congeladas)
Aceite
Ajos
Perejil y pimentón
Mayonesa o ajoaceite.
Laurel

Hueva a la plancha

Limpiar y salar las huevas. Con la plancha caliente, echar unas gotas de aceite para que no se peguen y asarlas ligeramente por los dos lados (un par de minutos como máximo). Preparar en el mortero una picada con ajo, perejil, pimentón y sal. Colocar las huevas en un plato y echar la picada por encima.




Hueva hervida

Limpiar las huevas, poner una cazuela con agua, sal y una hojita de laurel. Cuando empiece a hervir, echar las huevas y dejar cocer entre 4 y 6 minutos según el tamaño. Si os sueltan un poco de espuma, quitarla con la espumadera. Dejar enfriar, colocar en un plato y acompañar de mayonesa o ajoaceite.

Podéis ir jugando con las salsas, yo creo que admite todo, hervidas con la salsa de ajo y perejil, a la plancha con un poco de pimentón dulce o picante. Alguna guindilla etc. Ya me contareis.

No hay comentarios: