Google+ Followers

2 de marzo de 2013

CALDERETA DE CORDERO




Antaño, el consumo de carne era privilegio de las familias adineradas. En nuestra zona era la proveniente del cerdo y conejo criados en las casas la de mayor uso. La carne de cordero era mucho más escasa, pese a nuestros antecedentes moriscos, aun que no era raro, ver en la mayoría de pueblos, pequeños rebaños de dicho animal. Hoy prepararemos un plato que espero os guste.
  
Para 4 personas deberemos aprovisionarnos de:

800 g de cuello de cordero fileteado
3 patatas medianas
2 cebollas
1 vaso de brandy
1 tomate maduro
8 tomates secos
¼ litro caldo de carne
Una cabeza de ajos
Harina
1 cucharadita de pimentón
2 hojas de laurel
Pimienta negra molida
Perejil picado
Aceite de oliva
Sal


Salpimentar el cuello, enharinarlo y sofreírlo en una cazuela de barro lo suficientemente grande como para que quepa todo. Reservar. Picar la cebolla, dos de los ajos y el tomate. Pelar y trocear las patatas. Dejar los tomates secos en un poco de agua templada para que se re-hidraten. En el mismo aceite sofreír la cebolla, el ajo y por último el tomate. Echar una cucharadita de las de café de pimentón dulce y otra de harina para espesar la salsa. Mezclar bien y regar con el brandy. Dejar que se evapore el alcohol y luego añadir el caldo de carne y dejar unos minutos. Mientras sofreír en una sartén las patatas y añadirlas a la cazuela. Hacer lo mismo con el cordero, el laurel y el resto de ajos sin pelar a los que les habremos hecho un pequeño corte. Dejar cocer todo junto unos 20 minutos, agregar los tomates secos y dejar cocer unos 10 minutos más. Apagar el fuego, espolvorear con perejil por encima, poner la cazuela en la mesa y a disfrutar.

2 comentarios:

Apicius Apicio dijo...

El cuello de cordero no suele tener mucho predicamento con lo jugoso y rico que es.
Le ha quedado una caldereta bien contundente para pasar estos días de frío que han tenido por el Levante.
Que pase buen día a pesar del gobierno.
Saludos

lasdeliciasdepilar dijo...

me gusta el cuello de cordero, lo he comido en cocidos, con guiso de patatas, con tomate, asado pero creo que nunca así en caldereta. gracias por compartir esta fantástica receta. un abrazo