Google+ Followers

27 de julio de 2015

SEPIONET A LA PLANCHA


Sinceramente creo que los sepionets son uno de los mejores manjares que uno se puede echar a la boca. Se trata de un cefalópodo muy pero que muy parecido a la sepia pero de tamaño pequeñito. En estas costas valencianas es muy fácil encontrarlo en bares y restaurantes. Su sabor es totalmente distinto al de la sepia y la mejor forma de disfrutar de ellos es asados a la plancha con una salsita encima tal y como los vamos a preparar hoy.

Bastará con;

Sepionets
Aceite de oliva
Pimentón
Sal

Una vez en nuestra cocina, los pasaremos ligeramente por el agua para quitarles lo poco que puedan tener adherido a su cuerpo evitando siempre que esta entre en su interior. Escurrirlos bien. El mejor consejo que os puedo dar es que, salvo que sean muy grandes, no los limpieis por dentro ni les quitéis la barca o pluma. Una vez asados, la barca sale fácilmente. Calentar bien la plancha o una sartén, echarle apenas unas gotas de aceite y esparcirlas con un papel de cocina para que no se nos peguen y enseguida poner unos pocos sepionets. La gracia es que la temperatura de la plancha no baje de golpe. Si lo hace, los sepionets empezarán a soltar agua y los coceremos más que asaremos, estropeando totalmente el plato ya que se nos quedará su carne dura, sosa y seca. Lo mejor es asarlos en varias veces si tenemos mucha cantidad. Con un par de minutos por cada lado, girándolos procurando que no se nos rompa la bolsa de tinta, será suficiente. Colocarlos en el plato y echarles por encima un majado hecho  con el aceite, pimentón y apenas un pizca de sal. A disfrutar.

No hay comentarios: