Google+ Followers

26 de enero de 2008

MADROC

Una muestra mas de la fusion de los frutos del mar y de la huerta en nuestra gastronomia es la siguiente receta, cuya foto nos manda mis buenos amigos Ximo y Rosa y que es tipica de la zona de la Marina Alta. En este caso, el pescado elegido es el bacalao salado. Griegos, fenicios y romanos ya eran conocedores de las tecnicas de conservacion de alimentos mediante el proceso de salado y/o secado.

Nos hara falta:

4 ó 5 trozos de bacalao salado
½ bote tomate
2 cebollas (0pcional)
1 coliflor no muy grande
2 cabezas de ajo
2 ó 3 patatas (según tamaño)
Abundante perejil
2 cucharaditas de pimentón
Pimienta negra
Harina (opcional)
Aceite de oliva
Sal
Agua
La víspera, pondremos a desalar el bacalao y le cambiaremos el agua de vez en cuando. Secamos bien los trozos de bacalao, calentaremos bastante aceite en una cazuela y, a fuego fuerte, lo sofreiremos. (Hay quien lo enharina antes). Sacar y reservar. En el mismo aceite freiremos los ajos aplastados y con su piel, la cebolla cortada en juliana gruesa (ya que si no luego desaparece) y cuando coja color añadimos el tomate triturado y el perejil previamente picado. Añadimos también un poco de pimienta negra molida y el pimentón (un par de cucharaditas será suficiente). Damos unas vueltas y antes de que este último se queme, regamos todo con agua tibia. (1/4 litro poco mas o menos). Aumentaremos el fuego hasta que levante el hervor. En ese momento agregaremos la coliflor troceada, la patata “rota” y el bacalao que habíamos reservado y dejaremos cocer a fuego medio hasta que patata y coliflor queden cocidas y el caldo reducido. Rectificar de sal, si fuese necesario.

No hay comentarios: