Google+ Followers

12 de octubre de 2009

PAELLA DE PATO Y TOMATES SECOS

La Albufera de Valencia, las lagunas litorales de Alicante y Parques Naturales como el Hondo han sido, durante años, lugar de peregrinaje de numerosas aves. Desafortunadamente la contaminación, la sequía y la propia caza indiscriminada han hecho que la población de aves como el pato colorado haya decrecido enormemente. Pese a ello, el pato, especialmente en la Albufera, ocupa un lugar de honor en las cocinas. Si a ello le unimos el hecho de hallarnos en una zona arrocera, que menos que preparar una paella con ambos ingredientes.

Para 4 personas deberemos tener:

350 g de arroz
1 magret de pato
12 tomates secos
1 pimiento rojo
3 ñoras (si no tenéis podéis sustituirlas por una cucharadita de pimentón)
2.5 litros de caldo de ave
100 g de garbanzos cocidos
½ cebolla (opcional)
3 ajos
Una ramita de perejil
Un poco de tomillo y pebrella
Azafrán
1 tomate maduro
Sal

Poner los tomates secos en remojo con agua tibia durante una ½ hora para rehidratarlos. En una sartén pequeña echar el magret con la grasa hacia abajo y encender el fuego a fin de que esta se vaya deshaciendo e ir recogiéndola en un cuenco. Con la paleta podéis presionar el magret a fin de que suelta toda la que tenga. Una vez tengamos suficiente grasa, darle la vuelta al magret, marcarlo un poco y reservar. Cuando enfríe, quitarle la grasa que queda y cortarlo en lonchas de ½ centímetro. Cortar el pimiento, picar la cebolla, pelar y picar el tomate y separar el tallo y las semillas de las ñoras. Una vez preparado todo, calentamos en la paella la grasa del pato que nos hará de aceite y en ella sofreír ligeramente las ñoras y los ajos y retirar. Continuamos con el pimiento y la cebolla. Mientras echar las ñoras al brazo de la batidora junto al tomate, las ramitas de perejil, los ajos, las hierbas aromáticas y un pellizco de sal y triturarlo todo. Una vez la cebolla empiece a tomar color, sacar los trozos de pimiento y reservar para el adorno, echar los tomates secos cortados en cuartos, darle unas vueltas y continuamos con los garbanzos y el contenido del vaso de la batidora. Finalmente echamos el arroz y después de un minuto removiendo, regamos con el caldo hirviendo y el azafrán. Ponemos el fuego al máximo y dejamos hervir durante 10 minutos, repartir por encima los trozos de magret y los pimientos reservados, rectificar de sal y bajar el fuego dejándolo unos 8 minutos más hasta que se quede sin caldo. Apagar y dejar reposar unos minutos.

No hay comentarios: