Google+ Followers

21 de diciembre de 2008

ARROZ CALDOSO CON LENTENJAS

He aquí otro plato humilde que ha tenido y tiene tantos partidarios como detractores. Cuantas abuelas, conocedoras de su valor nutritivo, han obligado a sus nietos a comerlas. Tradicionalmente era legumbre propia de economias de subsistencia, comida de menú barato de taberna e impropia de mesas de restaurantes “de mantel”. De hecho a la lenteja, ironicamente, hay quien la llama “caviar de los pobres”. Bromas aparte, las lentejas han estado presentes en los platos de antiguas civilizaciones, tanto es asi que hace 9000 años ya se cultivaban. Incluso hay escritos biblicos que nos cuentan que Esaú vendió su primogenitura a su hermano Jacob nada mas y nada menos, que por un plato de lentejas. Su asequibilidad económica, su capacidad de reducir el colesterol y su alto contenido en vitamina A, B2, C y hierro, la han convertido en una de las legumbres más consumida. Incluso nuestro propio refranero se refiere a ellas: “Lentejas, comida de viejas, Lentejas, si las quieres las tomas y si no las dejas, Si tienes pan y lentejas, ¿por qué te quejas?. Hoy vamos a hacerlas con arroz.


Para 4 personas

200 g de arroz
200 g de lentejas
100 g jamon curado (opcional)
2 pencas
300 g costillas de cerdo y/o pollo
100 g espinacas
3 ajos
1 nabo
1 trozo de col
Azafrán
Aceite
Sal


Hay quien deja las lentejas en remojo unas horas antes de ponerse a cocinar. Limpiar la verdura y cortarla en trozos no muy pequeños. Las pencas se limpian y se quitan los hilos con un cuchillo. Luego las herviremos durante un rato con agua y sal hasta que esten blandas y hayan perdido el gusto amargo. A veces es necesario cambiar el agua de hervir en un par de ocasiones. Sacarlas y reservar. En una cazuela de barro sofreir la carne, el jamon picado y los ajos machadados. Añadir 2 litros de agua fria y se echan las lentejas, la col, el nabo limpio y troceado, las espinacas y las pencas que habiamos reservado. Dejar hervir, a fuego lento, durante al menos una hora. En cualquier momento podemos echar la sal y el azafrán. Añadir agua si fuese necesario (recordar que se trata de un plato caldoso) y cuando vuelva a hervir echar el arroz y dejar 20 minutos mas hasta que este cocido. Hay quien añade, en el momento de hacer el sofrito, un par de tomates triturados y un poco de cebolla picada.

No hay comentarios: