Google+ Followers

25 de enero de 2009

GUISADO DE SEPIA

La sepia es un animal noctambulo cuyo nombre varía según la zona en que nos encontremos (sepia, jibia, choco etc). Me atrevería a calificar a este voraz cefalopodo como uno de los manjares mas versatiles que podemos encontrar entre nuestros fogones y al que el saber culinario nos ha enseñado a preparar de mil maneras distintas (con pasta, en sopa, en arroz, albondigas, a la plancha, estofada o guisada etc), incluso podemos utilizarla como sustituto del calamar. Hoy vamos a probar un guisadito con patatas y guisantes.

Para 4 personas, deberemos tener:

3 sepias medianas
400 g de patatas
150 g de guisantes (pueden ser congelados)
2 tomates
3 dientes de ajo
2 hojas de laurel
1 cebolla mediana
1/2 litro caldo pescado
1 vasito de vino blanco
2 alcachofas
Perejil
Pimienta negra
Pimentón
Aceite de oliva
Sal


Limpiar, salar y cortar la sepia en trozos regulares de más o menos 4 cms. En una cazuela de barro con tapa sofreiremos la cebolla finamente picada, hasta que comience a tomar color, luego el tomate troceado y por ultimo la sepia. Si vemos que suelta mucho agua, subir un poco el fuego para que se evapore. Añadir el laurel, un poco de pimienta y una cucharadita de pimentón, removemos e inmediatamente regamos con el vino. Tapamos la cazuela y dejamos cocer unos 15 minutos. Mientras, pelamos y “rompemos” las patatas en trozos parecidos a los de la sepia, pelamos y troceamos las alcachofas en cuartos. Transcurridos ese tiempo las echamos a la cazuela y cubrimos con el caldo de pescado, dejando cocer a fuego lento. Entre tanto, picamos en el mortero los ajos y el perejil junto a una cucharada de sal. Una vez veamos que la patata, la sepia y la alcachofa esten tiernas (tardará unos 20 minutos aproximadamente), agregar la picada del mortero, rectificar de sal si fuese necesario, echar los guisantes y dejar cocer 10 minutos mas.