Google+ Followers

6 de febrero de 2010

ARROZ CALDOSO CON COSTILLAS Y GARBANZOS

Llevaba años intentando conseguir una cazuela de hierro "de las de antes" y por fin he podido hacerme con tres. Ya sabéis que antaño se cocinaba en chimeneas o cocinas de leña que solían estar encendidas desde primera hora de la mañana ya que también eran usadas como sistema de calefacción. Las mejores cazuelas son las de hierro fundido que no tengan plomo y puedo aseguraros que le dan un sabor especial a los guisos. El inconveniente es su peso y para utilizarlos basta con que sepáis que debéis apagar el fuego unos minutos antes que en el resto de cacerolas ya que, al igual que ocurre con el barro, tardan más en calentarse pero bastante más en enfriarse. Vamos a comenzar a usarlos con un sabroso y contundente arroz caldoso con costillas de cerdo y garbanzos.

Para 4 personas tendremos que tener preparado

6 costillas de cerdo troceadas
300 g de arroz
2 alcachofas
Azafrán
200 g de garbanzos ya hervidos
1 tomate
2 dientes de ajo
2 ñoras
1 ramita pequeña de tomillo
Un poco menos de 2 litros de agua o mejor caldo de carne
Aceite de oliva virgen
Sal
Sofreír las costillas previamente saladas en el caldero, a fuego lento, hasta que estén doradas. Reservar. En el mismo aceite sofreír el ajo picado y las ñoras troceadas. Echarlas en el mortero junto al tomate y un buen pellizco de sal. Picarlo todo. Sofreír las alcachofas limpias y cortadas en cuartos. Añadir el contenido del mortero y cuando este todo sofrito, incorporar las costillas nuevamente y los garbanzos. Echar el agua o el caldo, la ramita de tomillo y el azafrán y dejar cocer a fuego lento unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, retirar el tomillo, echar el arroz y dejar cocer a fuego medio unos 15 minutos más (18 si utilizáis cazuelas de aluminio). Apagar el fuego y servir. (No dejar reposar en exceso si utilizáis cazuela de hierro, ya que continuará cociendo y puede pasarse el arroz).

No hay comentarios: