Google+ Followers

28 de febrero de 2010

CERRAJOS O CERRAJAS

En la costa mediterranea existe gran diversidad de plantas silvestres utilizables en nuestras cocinas. Hoy vamos a hablar del cerrajo o cerraja (Sonchus Tenerrimus). Antiguamente, cuando se regaban los campos de naranjos mediante el sistema de inundación, solía aparecer en gran cantidad y tenian la consideración de malas hierbas. Hoy en dia, generalizado el riego por goteo, ya no es tan frecuente pero tampoco son difíciles de encontrar, sobre todo en zonas de regadio o después de grandes lluvias. Las posibilidades que encierran en gastronomía son innumerables y normalmente desconocidas para la gente joven. En ensaladas, infusiones, arroces, hervidos con ajos y aceite, en guisos, etc. Fritos con aceite y sal y mezclados con otras hierbas silvestres tambien pueden servir de relleno para empanadillas o cocas tapadas. Tambien eran considerados como remedios caseros para todo tipo de males (resfriados, cistitis, diureticos, laxantes etc) siendo, hasta hace un par de siglos, frecuente encontrar preparados de agua de cerrajos en farmacias. La presentación de hoy va a ser la más sencilla de todas, crudos y aderezados con aceite y sal. De esta forma solemos tomarlos antes de las comidas como estimulante del apetito. Quiero que quede claro que su sabor es muy peculiar. Sobre todo en crudo, te deja en la boca una sensación de amargo, acido y agrio al mismo tiempo, por lo que puede no gustarle a todo el mundo.

Ingredientes:

Cerrajos
1 limon (sustituible por vinagre)
1 diente de ajo (opcional)
Aceite de oliva
Sal


Es conveniente cogerlos tiernos y cuando su tamaño no es superior a 10 ó 15 cm ya que luego espigan y ya no satisfacen tanto al paladar. Limpiarlos bien con agua y quitar, si las hay, otras hierbas que hayamos podido arrancar con ellos. Algunos le echan al agua unas pocas gotas de lejia para su desinfección. Cortar las raices y colocarlos en un plato. En el mortero picaremos el ajo junto a un poco de sal y luego echaremos el zumo de medio limon y aceite de oliva. Aderezar con ello los cerrajos, remover para que llegue a todos y dejar macerar unos minutos. Ya me contareis

1 comentario:

Toñi (picapusa) dijo...

que rico!! nosotros , en mi tierra se le llama "llisons", yo los corto con las manos y los estruyo un poco, los pongo en remojo para quitarle un poco el amargo.. y los prepara como tú, que buenos están !!

saludos