Google+ Followers

27 de octubre de 2013

CARNE DE MEMBRILLO


El membrillo es una fruta otoñal que si bien antaño disfruto de un gran prestigio, hoy no es muy frecuente verla en los expositores de los comercios. Si intentamos probarlo como si de una fruta normal se tratara, nos encontraremos con una carne casi incomible dada su dureza y aspereza. Es por ello que la mejor forma de comerlo es cocinado y asado. Así que hoy vamos a preparar un dulce con una receta que varía según donde nos encontremos. Esta es de las más sencillas.

Habrá que conseguir:

1.2 kg de membrillo (ya cortado)
½ kg azúcar blanco
½ kg azúcar moreno
1 palo de canela
El zumo de un limón
La piel de un limón
1 vaso de agua

Pelar y cortar en trozos pequeños los membrillos desechando las partes que estén malas así como corazón y pepitas. Poner todos los ingredientes en una cazuela y dejar cociendo durante al menos una hora y media hasta que la carne esté blanda. Remover con una cuchara de madera de vez en cuando para que no se nos pegue. Sacar la rama de canela y la piel del limón y triturar el resto con la batidora hasta conseguir una masa homogénea. Un truco para saber si está bien cocido es coger un trozo con una cuchara y dejarlo sobre un papel de periódico. Si la humedad no traspasa a la parte de abajo es que ya está bueno. Solo queda colocarlo en recipientes, esperar que enfríe, se espese y a comer. Se puede acompañar con un trozo de queso fresco o curado.

3 comentarios:

Gonzalo Arbona dijo...

Asi es como lo hacia mi madre todos los años.

Gonzalo Arbona dijo...

Asi es cmo lo hacia mi madre y yo tambien de vez en cuando, sale buenisimo y dura mucho tiempo.

Recetecum dijo...

Me encantan estas recetas tan naturales, gracias por compartir!